Coñobernardismo y covid19

No sé si aquí mi alias Charly Beteta creó la palabra “coñobernardismo” (en su libro “Caos muy berraco”) como concepto abstracto de lo que se conoce como “el coño de la Bernarda”. Casi seguro que no. Creemos ser muy originales, pero resulta que hay más de veinte siglos detrás de gente pensando con algo en la mano para escribir. Que no lo hubiera leído antes no significa que no lo hayan pensado y escrito cientos de personas antes puesto que en el lenguaje coloquial español se sabe lo que se quiere decir con “el coño de la Bernarda” desde hace décadas, no sé si algún siglo. Pero eso es lo de menos. Lo importante es el concepto. Lo importante es el nivel de coñobernardismo vivido y viviéndose en este país. Lo último es esto:

https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-andalucia-pide-librar-cuarentena-alumnos-negativo-covid-tras-contactar-contagiado-202109071518_noticia.html

Los niños mayores de doce años con pauta completa de vacunación no se quedarán en casa ni aunque el covid se haya hecho con una de las habitaciones de la ídem y tenga la familia virus para dar y regalar. Todo ello aunque ya se sabe que todos los que estamos vacunados podemos contagiarnos y contagiar. Da igual. He aquí el Pisuerga, he aquí Valladolid y he aquí cómo te la meto doblada. Hasta donde pone Albacete.

No es el coñobernardismo exclusivo de España en lo que se refiere al covid. Ahí tenemos un caso como el de Brasil, donde desde el gobierno se ha alentado al negacionismo, donde ha muerto más de medio millón de personas oficialmente y seguro que más de un millón realmente y resulta que querían montar la mundial porque cuatro futbolistas argentinos no habían rellenado una casilla diciendo que habían estado en Reino Unido en las últimas dos semanas. Qué asquerosa hipocresía.

Volviendo a la Educación, tenemos el grandioso debate del metro y medio de separación entre los pupitres o metro y veinte. Qué vergüenza dan. A nadie le importa un carajo en un centro educativo lo de los puñeteros pupitres porque te vas a comer con patatas a 30 alumnos en un aula y hasta 33. Y si la separación es de 80 centímetros, llama a Ana Rosa que ella te lo afina. Igual hasta te escribe una novela también. Y la firma.

Es para llorar, tanto cinismo, tanta mentira, tanto ridículo y toneladas de vergüenza ajena producidas a diario.

Las vacunas pueden salvarte la vida, parece que eso es cierto. Pero no lo es menos que están muriendo decenas de personas a diario en España que estaban vacunadas y que, por tanto, además de la vacuna hay que seguir teniendo cierto cuidado con el covid19 y no parece que sea lo mejor que si en la casa de un alumno está el padre con covid, la madre con covid y los hermanos con covid vaya el alumno a clase. Aunque haya dado negativo. Porque lo más normal es que dé positivo en algún momento y el virus siga circulando por el aula a placer.

Lo dicho: coñobernardismo de políticos iletrados e incultos que aprovechan cualquier situación para confundir al populacho (nosaltres) y continuar la función sin que les pase absolutamente nada si se equivocan. Como es obvio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: