La derecha española no dejar de sorprenderme. Han convocado esta noche una cacerolada que amenazan con mantener durante todo el confinamiento hasta que los suyos entren en el gobierno siguiendo su eterno principio de “nosotros o el golpe de estado”.

Así ha sido desde que el 17 de julio de 1936 se rebelaron las tropas militares españolas en el norte de África y les siguieran buena parte del ejército peninsular el 18 y el 19 posteriores, tal vez con el paréntesis de la década de los ochenta una vez que el golpe de verdad con sus militares ocupando el Congreso y movilizados en Valencia aquel 23 de febrero de 1981  resultara fallido. O gobierna la derecha o en España hay golpe de estado, amenaza de golpe de estado o estado de furia para pavimentar el golpe de estado. No hay más opción.

Uno podría pensar que si hay un enemigo común que nos va asesinando sin distinguir credo, edad (ya no se oyen a aquellos de “sólo los viejos y los que tengan patologías previas”) o ideología sería inteligente que todos hiciéramos un frente común para vencer a ese enemigo. Una vez vencido, sería también inteligente analizar los pasos dados para depurar las responsabilidades pertinentes y para que sirva de aprendizaje para futuros ataques. Eso sería lo inteligente. No lo que lleva haciendo la derecha desde el lunes 16 de marzo, primer día laborable del confinamiento. Desde ese día, todo tipo de ataques han salido de sus filas o de sus acólitos enardeciendo el mensaje a medida que los fallecidos iban aumentando. Más fallecidos, más ataques.

¿Creéis, hijos ideológicos de Goebbels y Millán Astray, que esos son vuestros muertos? Pues os diré algo: son los muertos de todos. Capitalizar esos muertos como vuestros porque sois los más españoles entre los españoles y vivaspaña y arribaspaña es sólo parte de vuestras actividades de hienas inmundas, neandertales incapaces de entender que el drama que estamos viviendo lo estamos viviendo todos, que no dijisteis una sola palabra de confinar a nadie hasta el 11 de marzo, que habríais puesto el grito en el cielo si España (uno de los países más turísticos del mundo) hubiese cerrado todo a finales de febrero (como el tiempo ha demostrado que era la única opción de evitar el desastre porque tanto desastre me parece treinta mil muertos, nueve mil muertos o mil muertos).

Ahora os dedicáis a poner todos los palos en la rueda posible mientras os hacéis llamar patriotas sin entender que la vida de todos (tanto si morimos o mueren nuestros seres queridos como si nos empobrecemos exponencialmente) depende de las decisiones del gobierno que tenemos y que sólo a un hatajo de fascistas iletrados que sólo han aprendido a insultar y a usar su bilis como arma se les ocurriría jugar al golpismo, otra vez,  mientras el enemigo sigue haciéndose con cuerpos y matando a quien puede.

Ni España os pertenece ni es sólo vuestro este dolor. Sí es sólo vuestro ocuparos de dañar al gobierno mientras dura esta guerra de un virus contra la población de todo el planeta. Y que, por ahora, va ganando ese virus.

imagen destacada: de Creative Commons, creada por follyofreason

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: