El primer texto que traigo que no ha sido escrito por ese alter ego, que me vale para ir humildemente por este océano hasta los topes de tiburones que es Internet, quiero que sea este poema de la poeta malagueña María Eloy García.

Conocí brevemente a María hace años y aunque ella probablemente no se acuerde, tuvo algo de salvadora por rescatarme algunas noches (junto a otro poeta que tal vez aparezca por aquí) en un exilio laboral terrible que tuve que soportar durante 18 meses, seguramente por haber sido objetor y librarme después del SSS o PSS o como carajo se llamase el “servicio social” que había que hacer por evitar hacer la mili. El destino siempre te espera. O como diría Benedetti, “la muerte está tranquila porque sabe/que los supervivientes también mueren”.

El poema, como decía, es genial, pero lo hace mejor escucharlo de su boca, con ese recitar de afectación cómica que pone ella, lejos de la cadencia monocorde y duermeovejas que tanto gusta a tanto poeta, incluso a jovencitas que, no ha tanto, iban al instituto. (acabo de encontrarlo en youtube, así que lo cuelgo debajo)

María tiene ya, por el contrario, una edad seria. Pertenece a esa generaciones de los sesenta y setenta, los últimos que tuvimos la suerte de nacer antes de que los millenials mandaran todo lo que habíamos construido al carajo.

En fin, Polvo austrohúngaro, una maravilla de los dedos y la mente de María Eloy García. Si acaso la versificación no es la del poema será culpa de WordPress y algún día me enteraré cómo va el asunto, pero de momento me aburre pensar en cómo enterarme:

“Polvo austrohúngaro”

te tomé yo por el asedio de viena
rondándome por los ojos el ejército germanopolaco
de tus dedos dudando de mi dieta
de repente sudando
santa alianza antiturca ofensiva
me conquistas hungría (tú si que sabes lo que me gusta)
pero no me toques belgrado/
aún así tú dispuesto y por la fuerza
me arrebatas me fascinas sarajevo me dislocas transilvania
qué desastre de paz 1687
se me sublevan los balcanes
yo miro cómo me tocas y trato de moverme encima
eduardodesaboya debajo
pero te tengo cogido por el danubio/
pensar que me hiciste (austriahungría imprecisa)
la más perfecta imposición de lengua
ya no administrtiva sino colonial/
que a algunos turcos vencidos todavía hoy
nos cuesta asentarnos en cualquier sitio

—-

María Eloy García

Aquí el vídeo, este poema desde el minuto 5:00 y antes otro poema suyo que me gusta mucho “Alta metafísica del trapo” que le da nombre a su primer libro.

https://www.casadellibro.com/libro-metafisica-del-trapo/9788478392643/792850

Enlace para comprar, que no se te van a caer los putos dedos por usarlos para comprar poesía.

Este de abajo no sé si me lo regaló o se lo compré, pero dijo “ya te lo dedico más tarde” y hará como ocho años que no la veo. Buenísimo también. Ojalá algún día me lo dedique:

http://harpolibros.com/libreria/cuanto-dura-cuanto.html

PD: Las dos fotos son mías.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: